viernes, 22 de noviembre de 2013

Miedo al futuro.

Holi pequeños.
Esta entrada va a ser un poco distinta a las demás (creo yo, aunque a algunos os parecerá la misma mierda de siempre) y ya llevaba mucho tiempo queriendo escribirla pero, la verdad, ni tenía tiempo, ni el ánimo suficiente para escribirla, pero hoy creo que es el día (noche, mejor dicho) adecuado para redactarla. La verdad es que no sé muy bien como empezar a escribir esto, así que empezaré por el principio.
Todo esto empezó cuando encontré unas fotos del colegio, de cuando éramos pequeños, y al verla me di cuenta de lo mucho que habían cambiado las cosas... Empecé a recordar cosas de esa época, tanto buenas como malas, y ahí, justo ahí, me entristecí. Me puse a llorar, quizás por el miedo a crecer o por el miedo a cambiar aunque en realidad creo que por lo que me puse a llorar fue por el miedo de pensar que un día podría perder a todas esas personas que ahora son importantes para mí, el miedo a no saber que pasará: el miedo al futuro. ¿Y por qué pense en esto? Pues porque recordé como cuando éramos pequeños nos pasábamos el día juntos, jugando, siendo felices, y ahora... ¿ahora qué? ahora hemos tomado caminos distintos, no nos vemos todos los días, no hablamos todos los días... y después de crecer durante más de ocho años juntos, duele. Y claro, no es que sólo duela el hecho de "perder" a esas personas con las que pasé tanto tiempo, no, lo que más me dolió fue el hecho de pensar en que en unos años podría perder a esas personas que ahora mismo lo son todo para mí, porque todos cambiamos y crecemos, y yo creo que hasta este año, no me había dado cuenta de lo mucho que cambiamos... Sin ir más lejos, cambiamos los dibujos animados por películas románticas, la música de las series por metal, rock y rap, los ídolos (que pasaron de ser personajes de series a ser raperos o grupos musicales y youtubers), la forma de pensar, de sentir, de querer... Todo. Y en ese momento fue cuando más miedo tuve, cuando pensé en qué pasará conmigo y con las personas que ahora quiero en unos años... ¿Seguiremos todos juntos? ¿Nos seguiremos llevando como ahora? ¿Nos lo pasaremos tan bien juntos como ahora? y lo que más me preocupa: ¿Nos seguiremos queriendo como ahora? No sé, miedo al futuro. Aunque esto también me hizo pensar en qué pasará con mi cuenta de twitter, ahora con más de 3.000 cositas adorables que me hacen ver que no estoy sola... ¿y si un día, sin más, dejo de usarla y al pasar algunos años entro de nuevo en ella y veré... no sé... las interacciones congeladas desde hace años, veré el último "Buenas noches, pequeños" de aquel día, veré a todas esas personas geniales a las que conocí gracias a esta cuenta? De nuevo, no lo sé, quizás es que sólo estoy en esa edad en la que los problemas se nos hacen un mundo cuando no son nada... La verdad, no lo sé y, sinceramente, creo que si hoy mismo me preguntaran que a qué tengo miedo, respondería sin duda al futuro, aunque más que al futuro, al hecho de perder a las personas que quiero.

Si has conseguido leer toda la entrada, te felicito y te lo agradezco. También agradecería algún comentario (o tweet, @Danielainfinito) diciendo que os parece toda esta parrafada que acabo de soltar. Gracias.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Que putada tener este frío y estar sin ti.

Con este frío terrible estar sin ti es imposible.
Con las manos congeladas y el corazón en llamas.